La arquitectura adquiere en numerosas ocasiones un importante componente gráfico y se alimenta de las mismas fuentes que el diseño. Un buen ejemplo es el trabajo que desarrolla el estudio Denorte, establecido en Cartagena, que acaba de despachar un vistoso proyecto en Espinardo, en la sede de Ibermutuamur.Una espectacular envoltura de atrae las miradas de los visitantes de la nueva zona de negocios de Murcia. El equipo de Denorte también es autor de la nueva piel de la zona lateral del recinto ferial de Ifepa, en Cartagena.

Denorte presume de ser un estudio “rodeado de grandes personas y mejores profesionales en la materia, gente que entiende la arquitectura y el diseño como una forma y consecuencia de vida. Por eso preferimos decir que trabajamos en un laboratorio de arquitectura e ingeniería, donde la poesía, el arte, las líneas, la fotografía, el diseño, fluyan a la par y se materialicen en algo sencillo de entender y disfrutar…”

Arquitectos, ingenieros, aparejadores, decoradores, restauradores, paisajistas, diseñadores gráficos y técnicos, pintores, historiadores, publicistas, filólogos o psicólogos están vinculados al estudio.