El animador de cine y director Miguel A. Fuertes estuvo ayer en Murcia para pronunciar una conferencia dentro de un ciclo organizado por la UCAM. Fuertes ha intervenido profesionalmente en películas como Avatar y la saga Crepúsculo.

El ponente disertó sobre su trabajo en el mundo de la animación, donde se muestra como un estudioso de la vida y comportamiento humano que son necesarios para su profesión de animador. El director de animación debe infundir emociones a sus personajes mediante el uso del lápiz o del ordenador, aplicando reglas que son importantes para transmitir esas emociones a una audiencia ávida de belleza y de significado.
Miguel A. Fuertes, nacido en Madrid en los años 50, supo que quería hacer animacion desde que vio Duck Dodgers en el siglo 24 y medio, Fantasia, Tintin en la luna y Meteoro.
Empezó a aprender animación trabajando en los Picapiedra en España. Después colaboró con TVE en Los Mundos de Yupi y mas tarde consiguió empleo en Amblimation, el estudio de Steven Spielberg en Londres. Allí aprendió animación de los mejores profesionales; después de 4 años, se marchó a ILM donde estuvo 11 más. Terminada esa época, realizó animación en Happy Feet en Sidney y para Avatar en Weta en Nueva Zelanda. Supervisó la animación para la película Coreana Chaw y animó los lobos de Luna Nueva en Tippett Studio. Ahora mismo acaba de terminar la pelicula Eclipse de la serie Crepúsculo. Ha trabajado para directores como George Lucas, Ang Lee, Spielberg, George Miller y James Cameron.
Fuente: UCAM